Jóvenes punks esperan sentados dentro de una piscina en un complejo de la escuela de policía, después de que sus cabezas fueron afeitadas en Aceh Besar, Indonesia.