Olor a pastel y perros entrenados contra la demencia

"Tartaleta"

Una serie de inventos, que incluyen un dispositivo que emite olores apetitosos y perros especialmente entrenados, son algunos de los ganadores de un concurso para desarrollar ideas que ayuden a las personas con demencia.

La competición está siendo organizada por el Consejo de Diseño y el Departamento de Salud el Reino Unido.

Los ganadores, que también incluyen una pulsera de alta tecnología, son por ahora prototipos, pero el objetivo es producirlos a escala masiva, afirman los organismos.

La degeneración cerebral gradual que ocurre con la demencia afecta la memoria, el lenguaje y el razonamiento del paciente.

Uno de los problemas, por ejemplo, es que se olvidan de comer.

Una de las ideas ganadoras del concurso fue diseñada para combatir este problema.

El proyecto, llamado 'Ode', está basado en el mismo principio de los olores apetitosos que se escapan de la cocina cuando ya es tiempo de comer y que nos hacen sentir hambre.

El dispositivo emite olores de comida en el ambiente para despertar el apetito de la persona que no come.

'Gran parte del apetito está basado en el olor, la anticipación sensorial de la comida' explica a la BBC Lizzie Olstrom, quien formó parte del equipo de diseño.

'Ode utiliza fragancias que vuelven a despertar el apetito', agrega.

Hasta ahora el prototipo utiliza olores de tartaletas, cítricos y especias.

Aunque intentaron reproducir otros olores tentadores, como los de papas fritas y pescado, éstos no se han traducido muy bien.

Según Lizzie Olstrom, el producto ha tenido resultados 'muy motivadores' después de probarlo en casas de pacientes.

Sin embargo, será necesario llevar a cabo pruebas de gran escala para ver si el producto realmente ayuda a estos individuos.

El mejor amigo

Otra idea ganadora es la de entrenar a perros guía para demencia.

Se trata de preparar a los animales con el paciente y su cuidador antes de que los síntomas se vuelvan severos.

Jeni Lennox, de la organización Dementia Dogs -quien lleva a cabo el proyecto- afirma que 'con la demencia la rutina se desintegra'.

'Los perros son criaturas de hábitos'.

La idea es enseñar a los animales a mantener las rutinas del paciente, por ejemplo, llevándole sus medicamentos o despertarlo para llevarlo al baño.

'Un perro es una herramienta de ayuda real para la interacción social', dice Jeni Lennox.

'La gente con demencia puede volverse socialmente aislada; un perro actúa como un puente entre la comunidad'.

La pulsera de alta tecnología, llamada 'Buddiband', es otro prototipo que también llamó la atención del Consejo de Diseño.

Ésta puede detectar cuando el paciente sufre una caída y pedir ayuda. Y también puede mantener un monitoreo en los niveles de actividad del usuario.

Los otros dos ganadores en la competición utilizan internet para hacer más fácil la vida del paciente.

Uno, llamado Grouple, es una red social que ayuda a las familias a compartir y organizar los cuidados de un pariente con demencia.

Y el otro, Trading Times, es un servicio en línea que ayuda a los cuidadores a encontrar trabajo de medio tiempo colocándolos con empresas locales.

'Una consecuencia del envejecimiento de la población es que la demencia se ha incrementado tres veces durante los pasados 20 años' afirma David Kester, presidente ejecutivo del Consejo de Diseño.

'Esto significa que hay muchos millones más de personas que necesitarán del diseño de nuevos productos y servicios para satisfacer sus demandas'.

'Estos proyectos demuestran que si pones a la gente que vive con demencia, incluidos sus cuidadores, en el centro del proceso de diseño, terminas con una innovación rápida e inspiradora' agrega.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.