EFE (© Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados)
Actualizado: 3/21/2013 6:12 PM | EFE, EFE

Uruguayos deberán decidir en las urnas sobre el futuro de la ley del aborto

Montevideo, 21 mar (EFE).- Los uruguayos deberán definir en los próximos meses en las urnas el futuro de la ley de aborto, aprobada a finales del pasado año por el Parlamento y cuya aplicación genera polémica y divide prácticamente en dos a la sociedad.


Uruguayos deberán decidir en las urnas sobre el futuro de la ley del aborto

Uruguayos deberán decidir en las urnas sobre el futuro de la ley del aborto

Montevideo, 21 mar (EFE).- Los uruguayos deberán definir en los próximos meses en las urnas el futuro de la ley de aborto, aprobada a finales del pasado año por el Parlamento y cuya aplicación genera polémica y divide prácticamente en dos a la sociedad.

Los impulsores de un referéndum para derogar la Ley de Salud Sexual y Reproductiva presentaron hoy a la Corte Electoral 68.000 firmas para respaldar su pedido, más que las 52.000 necesarias (el 2% del padrón electoral) para iniciar el proceso de consulta popular.

"Estamos muy satisfechos y agradecidos con los que creyeron en este camino para que la decisión del Parlamento sea sometida al veredicto popular", destacó el diputado opositor Pablo Abdala, uno de los impulsores de referéndum en una conferencia de prensa.

Según el legislador del Partido Nacional o "Blanco", la sociedad uruguaya "se merece un debate amplio, profundo y con reflexión" sobre los derechos humanos, el derecho a la vida del niño concebido y los derechos de la mujer.

El tema del aborto "es muy delicado, hay opiniones divididas y es bueno que todos los uruguayos puedan participar en su definición", agregó.

Líderes políticos, entre ellos el expresidente Tabaré Vázquez (2005-2010), el primer presidente de izquierda y que durante su gestión vetó un proyecto de ley similar impulsado por el oficialismo, y varios de los principales dirigentes de los opositores Partido Nacional, Partido Colorado y Partido Independiente firmaron para respaldar el referéndum.

El presidente uruguayo, José Mujica, al igual que Vázquez de la coalición de izquierda Frente Amplio, la fuerza impulsora de la ley del aborto, dijo que está a favor de la consulta popular para definir el tema en las urnas.

Una vez que la Corte verifique que se alcanzó el número necesario, en un plazo de 90 días debe llamar a las urnas.

El voto no es obligatorio, como lo es en las elecciones, y para que sea aprobada la iniciativa se necesita el respaldo del 25 % del padrón electoral, es decir unos 600.000 personas.

Si ese número se alcanza, en un plazo de cuatro meses los uruguayos deberán decidir, en ese caso con voto obligatorio, sobre el mantenimiento o derogación de la ley del aborto.

El tema del aborto divide a todos los partidos políticos y a la sociedad, aunque los porcentajes difieren según las encuestas.

Según una consulta de la empresa Factum, realizada el pasado octubre poco después de la aprobación de la ley, el 60 % de los uruguayos está a favor de la despenalización, el 33 % en contra y el 8 % restante no tiene opinión formada o prefiere mantenerla en reserva.

Sin embargo, de acuerdo a otra encuesta de la empresa Radar un 51 % está a favor del aborto legal, un 42 % se opone y un 7 % no tiene opinión definida.

Algunas organizaciones de defensa de los derechos de la mujer y que están a favor del aborto se han manifestado en contra de la ley por considerar que pone muchas trabas y dificultades para que lleguen a la interrupción del embarazo no deseado.

La nueva legislación no legaliza técnicamente el aborto, sino que lo despenaliza siempre que se sigan ciertos procedimientos regulados por el Estado.

Las uruguayas y las extranjeras con al menos un año de residencia en el país pueden solicitar la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas de gestación, período que se amplía a 14 semanas en caso de violación y sin restricciones para el caso de malformaciones del feto o riesgo de vida para la madre.

Previamente, las pacientes deben pasar por una comisión formada por un ginecólogo, un psicólogo y un asistente social que le asesoran sobre los riesgos de practicarse un aborto e incluso sobre la posibilidad de culminar su embarazo y dar al niño en adopción.

Posteriormente, tienen cinco días para la reflexión y luego de ratificar su voluntad se le practica el aborto que es farmacológico y siguiendo los criterios recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En enero, primer mes de aplicación efectiva de la ley, se realizaron unos doscientos abortos en Uruguay.

Cuando estaba penado por la ley, en el país cada año se realizaban más de 30.000 abortos, según cifras oficiales. El numero real puede haber sido el doble, de acuerdo con organizaciones no gubernamentales.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

Facebook y TwitterSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
0Comentarios