EFE (© Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados)
Actualizado: 9/20/2012 4:32 PM | EFE, EFE

El Parlamento de Nicaragua aprueba la construcción de una refinería y un oleoducto

Managua, 20 sep (EFE).- La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó hoy la ley que autoriza construir un complejo industrial en el Pacífico de este país, que incluirá una refinería y un oleoducto interoceánico, una obra que costará 6.600 millones de dólares y será financiada en parte con fondos venezolanos.


El Parlamento de Nicaragua aprueba la construcción de una refinería y un oleoducto

El Parlamento de Nicaragua aprueba la construcción de una refinería y un oleoducto

Managua, 20 sep (EFE).- La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó hoy la ley que autoriza construir un complejo industrial en el Pacífico de este país, que incluirá una refinería y un oleoducto interoceánico, una obra que costará 6.600 millones de dólares y será financiada en parte con fondos venezolanos.

La ley, aprobada con el voto favorable de 80 de los 92 diputados que integran el Congreso, establece que el complejo industrial "El Supremo Sueño de Bolívar" incluirá una planta de recepción, almacenamiento y distribución de hidrocarburos.

También plantas de llenado y distribución de gas licuado de petróleo, planta petroquímica, un oleoducto interoceánico y "todas las demás obras e instalaciones industriales necesarias para el desarrollo de la industria de refinación y petroquímica", según el proyecto.

En julio de 2007 los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Venezuela, Hugo Chávez, colocaron la primera piedra de esa refinería, ubicada inicialmente en Piedras Blancas, cerca de Puerto Sandino, municipio de Nagarote, a 10 kilómetros de la costa del Océano Pacífico y a 90 kilómetros al oeste de Managua.

Después, el complejo comenzó a construirse cerca del balneario de Miramar, frente a las costas del Océano Pacífico, en el mismo sector de Puerto Sandino, tras un estudio de visualización de la compañía francesa AXENS, que determinó que el lugar era el más apropiado.

La presidenta de la Comisión de Infraestructura del Parlamento, la sandinista Jenny Martínez, explicó ante el pleno que ese complejo industrial será desarrollado por la empresa mixta Alba de Nicaragua S.A. (Albanisa).

Albanisa fue constituida en Caracas el 17 de junio de 2007 y está integrada por PDV Caribe, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), que aporta el 51 % del capital, y la estatal Petróleos de Nicaragua (Petronic), que contribuye con el restante 49 %.

Ese proyecto tendrá tres fases de construcción: en la primera, cuyo avance es de un 22 %, se construirá la planta de recepción, almacenamiento y distribución de combustible; planta de llenado de gas licuado de petróleo, y el complejo de refinado de petróleo, precisó Martínez.

En la segunda fase se construirá un oleoducto interoceánico por Nicaragua, que incluirá centros de almacenamiento y distribución en el Caribe y el Pacífico de Nicaragua, detalló.

En la última fase se construirá y desarrollará un complejo industrial petroquímico, añadió.

La legisladora aseguró que ese proyecto ha sido sometido a 40 estudios de impacto ambiental de ámbitos terrestres y marinos, e incluso se ha hecho simulaciones de tsunami con olas de 20 metros.

La semana pasada el organismo no gubernamental ambientalista Centro Humboldt consideró inviable la construcción de una refinería en Nicaragua, por los "potenciales impactos" ambientales derivados de su localización.

Para el Centro Humboldt el proyecto está localizado "en una zona de alto riesgo sísmico, tsunamis y erupciones volcánicas".

La refinería tendrá capacidad para refinar 150.000 barriles de crudo diarios, de los que Nicaragua consumirá 50.000 barriles y el resto se exportará a Centroamérica, según el Gobierno, que declarará de utilidad pública y de interés social el lugar donde se construye la obra.

El complejo industrial generará 1.500 empleos directos y 15.000 indirectos en la fase de construcción, y 1.500 empleos directos y 6.000 indirectos en su fase de operación, según el proyecto.

Asimismo, exonerará hasta un 100 % el pago de Impuesto de Bienes Inmuebles durante los primeros 10 años de operación, reduciendo un 25 % gradualmente cada cinco años, hasta eliminar esa exoneración a los 25 años de iniciado el proyecto.

Esa ley fue aprobada con 80 votos a favor, cuatro en contra, y una abstención, precisó el titular del Congreso, el sandinista René Núñez.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

Facebook y TwitterSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
0Comentarios