EFE (© Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados)
Actualizado: 3/3/2014 1:52 PM | EFE, EFE

Paraguay busca terminar con "el uso indiscriminado" de la prisión preventiva

Asunción, 3 mar (EFE).- Paraguay quiere terminar con "el uso indiscriminado de la prisión preventiva", dijo hoy a Efe la ministra de Justicia, Sheila Abed, quien consideró "preocupante" que el 73 por ciento de la población penitenciaria esté encerrada sin condena.


Paraguay busca terminar con "el uso indiscriminado" de la prisión preventiva

Paraguay busca terminar con "el uso indiscriminado" de la prisión preventiva

Asunción, 3 mar (EFE).- Paraguay quiere terminar con "el uso indiscriminado de la prisión preventiva", dijo hoy a Efe la ministra de Justicia, Sheila Abed, quien consideró "preocupante" que el 73 por ciento de la población penitenciaria esté encerrada sin condena.

Una persona puede estar presa un año de media en Paraguay antes de que se celebre su juicio, según los datos preliminares revelados hoy en el Censo Penitenciario Nacional.

"Tenemos que hacer reformas normativas para usar (la prisión preventiva) en casos necesarios porque estamos adquiriendo un modelo punitorio en el que encerramos a todo el mundo", explicó hoy Abed en una entrevista con Efe.

El promedio del tiempo de personas privadas de libertad sin condena es de 12.3 meses en todas las penitenciarías del país, siendo el promedio más alto de 20 meses, según el censo.

El informe revela que el 56.3 % de los presos con defensa pública no recibe visitas de abogados del Estado que sigan su caso, cuando casi la mitad de los aproximadamente 9.400 procesados no disponen de un abogado privado.

En Tacumbú, donde se encuentra recluida el 46 % de la población penal del país, se hacinan, en un espacio reservado a unas 1.500 personas, unas 4.000 de las que al menos un 80 % son presos preventivos, según cifras oficiales.

Abed declaró que el Ministerio ha creado unas oficinas de seguimiento para que la Defensoría Pública se involucre y no sea un "depósito de seres humanos".

La ministra, que asumió la cartera de Justicia en agosto pasado con el nuevo Gobierno del conservador empresario Horacio Cartes, valoró la creación del censo porque es "esencial" para llevar a cabo sus pretendidas reformas de un sistema penitenciario que "ya no da a basto".

La titular de Justicia, quien decretó recientemente detener el ingreso de procesados en la cárcel de Tacumbú, la mayor cárcel del país, dijo que en un mes se llenaron las 500 plazas libres que había en los otros penales.

"Con este ratio ya no damos a basto", espetó la ministra, quien sugirió que meter presa a la gente por "tenencia de unos gramos" de droga "lo que hace es convertir la cárcel en una escuela de delincuentes" y aumentar el hacinamiento, por lo que cree necesaria una reforma legislativa.

El censo indica que la edad media de los presos es de 32 años.

"Es una población muy joven la que esta ingresada, y el patrón de gente es de jóvenes de barrios periurbanos con baja educación y pocas oportunidades para conseguir trabajo", opinó Abed.

Con el recientemente creado Observatorio de Política Criminal y los datos del censo, la ministra pretende tener un "instrumento vivo" para proponer normas alternativas y orientar las nuevas políticas.

Según el censo, de los 9.400 presos, 3.540 lo están por casos de robo; 1.876 por delitos relacionados con el tráfico de drogas; 1.859 por homicidio, 485 por abuso sexual de menores y 101 casos por violación.

Abed esperó que el censo sirva para trabajar más en prevención de delitos y en ayudar a la rehabilitación de los presos a través de la educación, ya que el 79,9 por ciento de los internos quiere estudiar.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

Facebook y TwitterSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
0Comentarios