México es escenario de otra tragedia carcelaria

"Familiares de los presos en la cárcel de Apodaca"

Mientras el mundo sigue con horror la noticia del incendio de una cárcel en Honduras, una nueva tragedia causó víctimas mortales, esta vez en México.

Por lo menos 44 personas perdieron la vida en una pelea en la cárcel de Apodaca, en las afueras de Monterrey, capital del estado de Nuevo León, en el norte de México.

La cifra original era de 20 y después aumentó a 38.

Funcionarios de seguridad indicaron que miembros de carteles de narcotraficantes rivales se enfrentaron con piedras y armas caseras. Algunas víctimas fueron estranguladas.

Un vocero del gobierno de Nuevo León dijo que el incidente se produjo por la riña entre presos de diferentes bandas criminales.

Nuevo León, en la frontera con Estados Unidos, es uno de los territorios más disputados por los carteles de la droga, explicó el corresponsal de BBC Mundo en México, Ignacio de los Reyes.

Y en los últimos dos años ha sido escenario de una cruenta batalla entre el cartel de El Golfo y el grupo de Los Zetas.

El portavoz de seguridad de Nuevo León, Jorge Domene, atribuyó este incidente a dichos grupos, que se disputan brutalmente el control de las rutas del narcotráfico a EE.UU.

Un hecho tristemente común

Familliares forcejean con guardias

"Familliares forcejean con guardias"

No es la primera vez que se produce un motín mortal en este estado. Apenas en octubre, siete personas murieron cuando los internos de una parte de la prisión de Cadereyta se enfrentaron a los de otro pabellón.

Los hechos de este domingo en Apodaca se producen sólo unos días después de la tragedia en el penal de , en Honduras, donde 356 presos murieron en el peor incendio registrado en una cárcel en una década.

Esos hechos recordaron las precarias condiciones de las penitenciarías de Centroamérica.

Pero las riñas, evasiones masivas, motines y escándalos por corrupción en cárceles son también comunes en México.

En algunos casos, las autoridades han reconocido la infiltración del crimen organizado en la propia dirección de muchas cárceles, que han llegado a ser usadas por carteles del narcotráfico para esconder a secuestrados.

Además, una de las principales deficiencias de las cárceles de México es su situación de superpoblación, hasta el punto de poner en jaque la propia seguridad de los penales, dijo De los Reyes.

El promedio de ocupación carcelaria en México es de 137%, según los expertos. Pero al déficit de plazas en las cárceles se suman otros problemas, como la corrupción y el descontrol de algunas prisiones.

Y organizaciones de derechos humanos han advertido a las instituciones penitenciarias que el hacinamiento y el deterioro de las condiciones de vida en algunos centros suponen una seria violación a estos derechos de la población carcelaria.

La espera desespera

Los familiares de los presos están desesperados

"Los familiares de los presos están desesperados"

Está en marcha una investigación para establecer si alguno de los guardias de la cárcel colaboró con la disputa al abrir las puertas que separan dos pabellones de la prisión.

Se dijo que los reclusos obligaron o sobornaron a varios guardias para que abrieran las puertas.

Al parecer, se registró un pequeño incendio luego de que los reos quemaran parte de sus pertenencias, que podría haber tenido consecuencias catastróficas, como en el caso de Honduras.

Las autoridades todavía no han revelado los nombres de los fallecidos, pero alrededor del penal hay unos 400 familiares de los reos, ansiosos por conocer la verdad.

Varios de ellos forcejearon con los guardias y trataron de ingresar a la fuerza, empujando la cerca metálica.

Domene les pidió paciencia, diciendo que la cárcel tiene más de 3.000 reclusos y que deben asegurar que estén bien. La capacidad de la penitenciaría, sin embargo, es de solo 1.500.

Hace poco más de un mes, el 4 de enero de este año, 31 personas murieron durante una pelea entre presos en la cárcel de , en el estado de Tamaulipas.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.