En México el lenguaje tiene muchas variantes. Por ejemplo frases cortas que cotidianamente aparecen en las calles de todo el país. Algunas pretenden ser serias, como esta oferta para mejorar la educación de los hijos.