EFE (© Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados)
Actualizado: 4/19/2013 12:12 PM | EFE, EFE

Detienen en Bolivia a supuestos sicarios colombianos y brasileño

La Paz, 19 abr (EFE).- Dos colombianos, un brasileño y un boliviano fueron detenidos en Bolivia, acusados por la policía de ser los sicarios que perpetraron este mes dos brutales asesinatos en la ciudad oriental de Santa Cruz, informaron hoy fuentes oficiales.


Detienen en Bolivia a supuestos sicarios colombianos y brasileño

Detienen en Bolivia a supuestos sicarios colombianos y brasileño

La Paz, 19 abr (EFE).- Dos colombianos, un brasileño y un boliviano fueron detenidos en Bolivia, acusados por la policía de ser los sicarios que perpetraron este mes dos brutales asesinatos en la ciudad oriental de Santa Cruz, informaron hoy fuentes oficiales.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó en esa ciudad sobre las capturas producidas en las últimas horas en el marco de un plan especial que la policía comenzó a ejecutar el jueves para que los sicarios sean detenidos "vivos o muertos".

Romero y los jefes policiales cruceños presentaron en una rueda de prensa a uno de los colombianos detenidos como el supuesto autor del asesinato del peruano José María Zamora Chipana, acribillado a balazos el pasado 2 de abril en Santa Cruz.

También se busca a una colombiana como la supuesta autora intelectual del crimen, cometido por una supuesta deuda de 300.000 dólares contraída por el peruano.

La policía informó de que los detenidos confesaron el crimen y que las armas estaban escondidas en una hacienda.

La noche del jueves también fue presentado ante los medios un brasileño acusado de ser el sicario que asesinó a tiros el pasado lunes al boliviano Honorio Rodríguez Mejía, crimen grabado por una cámara de seguridad y difundido ampliamente por los medios.

Las imágenes muestran a Rodríguez rogando por su vida, tratando de huir herido y siendo rematado con un disparo en la cabeza por el sicario, que en todo momento actúa con gran frialdad.

El detenido brasileño, que ya cumplió condena por otro asesinato, negó ante los medios ser el autor del nuevo crimen, aunque la policía asegura tener indicios suficientes para culparlo de esta muerte.

Las autoridades explicaron que para capturarlo, un agente encubierto lo engañó para que saliera de su escondite ofreciéndole un nuevo "trabajo" para matar a alguien a cambio de dinero.

Durante este mes, nueve personas han sido asesinadas en Santa Cruz, capital de la región del mismo nombre, fronteriza con Brasil y Paraguay, donde la violencia generalmente está vinculada con el narcotráfico.

El ministro Romero fue quien ordenó a la policía detener a los sicarios "vivos o muertos" o aplicar la llamada "ley de fuga", que autoriza a la policía a emplear sus armas si los sicarios oponen resistencia a la captura.

El funcionario también ordenó detener a todos los extranjeros indocumentados al considerar que entre ellos pueden estar sicarios y otro tipo de delincuentes, como se ha detectado en algunos casos.

Las órdenes de Romero desataron críticas en varios sectores, entre ellos del Defensor del Pueblo, Rolando Villena, que alertó sobre el peligro de que se desaten actos xenófobos y de que la llamada "ley de fuga" pueda, en la práctica, convertirse en una pena de muerte.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

Facebook y TwitterSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
0Comentarios