BBC Mundo (© BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.)
Actualizado: 1/11/2011 7:23 PM | BBC Mundo, BBC Mundo

Venezuela: más insultos y tensión en nueva Asamblea Nacional

Tres sesiones muestran la difícil convivencia entre gobierno y oposición, con poco margen para acción concreta.


Venezuela: más insultos y tensión en nueva Asamblea Nacional

"Asamblea Nacional de Venezuela"

La Asamblea Nacional de Venezuela celebró este martes su primera sesión ordinaria con otro acalorado intercambio en el que no faltaron los insultos.

Esta vez se originó por una discusión sobre la Ley Habilitante y la preocupación expresada por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

La posibilidad de un debate fue negada al principio por el presidente de la Asamblea, Fernando Soto Rojas. Los gritos opositores de "¡debate, debate!" fueron seguidos de una increpación directa a Soto, en el presidium, para que abriera la discusión.

Los detalles de la escena eran difíciles de discernir, dado que sólo era transmitida en una toma amplia por el canal oficial Asamblea Nacional Televisión. Los medios de comunicación privados y la prensa extranjera no tienen acceso a la Cámara.

"Da la impresión de una hipersensibilidad del oficialismo cuando se habla de temas que tienen que ver con la democracia y la defensa de los derechos humanos", había dicho poco antes el diputado opositor Tomás Guanipa, quien lamentó tener que dedicarle tiempo a este asunto, en vez de a los temas importantes de la agenda nacional.

"No le tenemos miedo al debate ni aquí ni en ninguna parte", terminó diciendo Soto Rojas. Finalmente, la discusión se dio. Se oyó a unos diputados llamar a otros "choros" (coloquialismo para "ladrones"), apátridas, vendepatria, lacayos, traidores y mentirosos, entre otros calificativos.

Foro político

El toma y dame abordó también planteamientos sobre la historia y la relevancia de los conceptos de "imperialismo", "capitalismo" y "socialismo", e incluyó que un diputado oficialista mostrara un video con imágenes de diputados de oposición en el aeropuerto, en su camino a Washington, para entrevistarse con Insulza.

Todo terminó con la aprobación de una resolución de rechazo a la "injerencia" del secretario de la OEA en los asuntos nacionales, con los votos de la mayoría simple oficialista.

A continuación, los diputados se retiraron para analizar la distribución de comisiones de trabajo, con la participación de delegados de parte y parte.

Se esperaba otro tenso pulso por la asignación de presidencias y vicepresidencias, todo lo cual pareció confirmar lo que ya analistas anunciaban desde que se conocieron los resultados de la elección parlamentaria del 26 de septiembre: la composición de la actual Asamblea augura un período de fuerte confrontación política, con pocos resultados en lo concreto.

"Los enfrentamientos siempre ocurren. En este momento, la situación está agravada por el hecho de que hay una fracción, la opositora, que tiene muy poca capacidad para legislar (...) La única alternativa que tiene es hacer ruido. Es la estrategia que ha adoptado y es válidad, porque eso también es función del Parlamento", opinó el director del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela, Ángel Álvarez.

"El debate no es sólo en la Asamblea Nacional. Es reflejo del nivel de debate que se está generando por la pasión generada por la definición de un modelo de país. El tono que se reproduce ahí es absolutamente coherente con la discusión en el país entero", señaló, por su parte, el politólogo Nicmer Evans.

Formas y fondos

A Álvarez no le sorprenden los epítetos que se han blandido en los tres encuentros de los nuevos parlamentarios (dos juramentaciones y la sesión ordinaria de este martes) que han tenido lugar hasta ahora.

"El nivel del lenguaje en el discurso político lo impuso (el presidente Hugo) Chávez. En el viejo Congreso (...) había ironía y sarcasmo, pero con respeto las formas. Eso se perdió en Venezuela a todo nivel, porque la figura presidencial es modeladora de comportamiento", señaló.

Evans espera que el tono, que dice no justificar pero sí comprender, mejore con el paso de los días. "Eso - dice - ocurre en todos los Congresos del mundo, desde los sillazos en Japón hasta, lamentablemente, tiros en Estados Unidos. Afortunadamente, aquí lo que estamos viendo es un debate donde quizás habría que buscar una moderación de los insultos personales (...) pero no de la intensidad de la discusión que intenta imprimirse a cada una de las intervenciones".

Pero en este clima de enfrentamiento, ¿es posible esperar algún resultado concreto de esta Asamblea Nacional? "Ya el Ejecutivo le quitó las funciones al Legislativo por dos años. No hay ninguna ley que vaya a pasar por ahí salvo la ley de presupuesto, que es una sola al año", piensa Álvarez.

"Sí se va a producir un resultado, porque las leyes ordinarias se logran con mayoría simple. Es evidente que habrá dificultades para producir leyes orgánicas (...) y creo que por eso la Ley Habilitante tiene una absoluta pertinencia en cuanto a generar las leyes orgánicas necesarias", cree Evans.

Para ambos, lo que los venezolanos pueden esperar del Legislativo en los próximos meses es su reactivación como principal foro de debate político. Lo cual, de por sí, valoran como un hecho positivo, más allá de los tonos y las maneras.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.

Facebook y TwitterSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
0Comentarios