Cómo la bicleta revolucionó el sexo y nuestros genes

"Bicicletas"

¿Qué invento puede haber sido más revolucionario para el sexo que la píldora anticonceptiva, los preservativos o el viagra? Uno de los genetistas más reconocidos de Reino Unido lo tiene claro: el primero de la lista es la bicicleta.

Stephen Jones, profesor del University College de Londres, destaca que la invención de la bicicleta ha sido el evento más importante en los últimos 100.000 años de la historia de la evolución humana.

La razón, explicó a la BBC en el programa semanal Science Club, es que 'hizo que los humanos ya no se limitaran a encontrar a su compañera sexual en la puerta de al lado, sino que pudieron trasladarse a aldeas vecinas y mantener relaciones sexuales con la chica del pueblo de al lado'.

Transporte barato y eficiente

Aunque la bicicleta se inventó a principios del siglo XIX, no fue hasta poco más de un siglo que se convirtió en todo un fenómeno de masas.

Los primeros modelos tenían ruedas pesadas y poco fiables, pero dos elementos convirtieron a la bicicleta en uno de los milagros de la tecnología moderna: la cadena y las ruedas con radios.

La rueda con radios de finos cables de metal en tensión permitieron aligerar notablemente el uso de las ruedas. No obstante, al no existir un sistema de cadena, las ruedas todavía funcionaban accionando pedales que tenían acoplados, lo que obligaba a contar con una rueda frontal de enorme tamaño, que resultaba incómoda e inestable.

Así fue hasta que apareció la cadena y con ello las marchas. El sistema permitió que con sólo una vuelta de pedal la rueda se moviera varias veces, y así fue como vieron la luz hace un siglo, las primeras bicicletas 'seguras para damas'.

Así es como este portento de la ingenieria se convirtió en un sistema de transporte barato, eficiente y accesible a todo sexo y clase social.

Más cortejo y menos piano

Texto inglés

"Texto inglés "

Recortes de prensa de la época en Reino Unido hicieron eco del impacto que tuvo semejante innovación.

Reportes de aquel entonces la bicicleta 'disminuyó la asistencia a la iglesia, extendió nuevas tendencias de cortejo entre los jóvenes e incluso provocó un declive en el uso del piano'.

Pero más allá del impacto que tuvo en las costumbres amatorias, la ciencia destaca que la contribución más importante de la bicicleta se refleja en nuestros genes.

Según destacó el profesor de ecología y biología evolucionaria Stephen Stearns de la Universidad de Yale en Estados Unidos a la publicación de divulgación científica Lifelittlemysteries, la bicicleta amplió en 48km la distancia de cortejo de los hombres en Inglaterra a finales del siglo XIX.

Stearns señaló que invención de la bicicleta habría estimulado la pavimentación de las vías, lo que facilitó la posterior incorporación del automóvil al mundo del transporte.

Estos eventos desataron un proceso de migración masiva sin precentes que dura hasta día hoy.

Diversidad genética

Jones destaca que la distancia entre el lugar de nacimiento de los esposos no ha cesado de aumentar desde entonces.

El científico pide a los lectores que se hagan una pregunta ¿Cuán distante es el origen de su pareja o consorte, en comparación con el origen de nacimiento de sus padres?

'Si caminamos por una ciudad como Londres hoy en día, vememos una variedad genética que no hubiéramos visto hoy en día', destacó.

La bicicleta inició así, según Jones, el camino hacia una diversidad genética sin precedentes, lo que tiene un papel primordial en el desarrollo de nuestro sistema inmune y que tendrá repercusiones futuras todavía por ver.

'La diversidad genética es el material base de la evolución, si no la tuviéramos todavía estaríamos en línea con los primates', finalizó.

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.