Actualizado: 8/19/2011 12:28 PM | REUTERS, REUTERS

Uso de tomografías para detectar apendicitis se dispara en EEUU

NUEVA YORK (Reuters) - La cantidad de niños y adultos de Estados Unidos que son sometidos a tomografías computarizadas (TC) para el diagnóstico de apendicitis trepó drásticamente desde la década de 1990, según un estudio que despierta dudas sobre si la tecnología se emplea en exceso.


NUEVA YORK (Reuters) - La cantidad de niños y adultos de Estados Unidos que son sometidos a tomografías computarizadas (TC) para el diagnóstico de apendicitis trepó drásticamente desde la década de 1990, según un estudio que despierta dudas sobre si la tecnología se emplea en exceso.

En la investigación, publicada en Annals of Emergency Medicine, los expertos hallaron que, en los departamentos de emergencias de Estados Unidos, el porcentaje de pacientes adultos con apendicitis diagnosticada mediante TC trepó desde apenas el 6 por ciento en 1996 al 69 por ciento en el 2006.

Entre los niños, esa estadística pasó del cero al 60 por ciento, dijeron los investigadores dirigidos por Daniel Tsze, pediatra del Centro Médico de la Columbian University en Nueva York.

Tsze manifestó que no puede decir si estos números recientes son "demasiado altos" porque la TC es la prueba más segura para diagnosticar la apendicitis, lo que sería la principal razón del agudo incremento en su uso.

No obstante, hasta el momento tampoco hay evidencia de que usar la TC mejore los resultados de los pacientes, añadió. Si lo hiciera, la exposición a radiación y el costo que acarrea la técnica valdrían la pena.

"Hay situaciones en que definitivamente está indicada, pero no creo que esté indicada en todos los casos", dijo Tsze a Reuters Health.

Uno de los motivos del aumento de la TC en el diagnóstico de la apendicitis en niños es que esta tecnología ha mejorado mucho en los últimos años.

Una prueba puede ahora realizarse tan rápido que incluso los chicos pequeños pueden permanecer quietos lo suficiente, cuando en el pasado hubieran tenido que ser sedados.

Los niños pequeños también son menos capaces de hablar sobre sus síntomas, y en casos donde hay dudas sobre la causa, una TC podría despejarlas.

"Muchas personas están impulsando una combinación de estrategias", dijo Tsze, refiriéndose a que observa una tendencia a alentar un uso más juicioso de los controles por TC en los casos en que se sospecha de apendicitis.

Una alternativa a la TC es el ultrasonido, que no implica radiación aunque no es una herramienta tan precisa.

(Reporte de Amy Norton; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Facebook y TwitterSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
0Comentarios