La Corte Suprema, decisiva para Obama y su reforma de salud

"Vigilia cristiana ante la Corte Suprema de EE.UU."

La Corte Suprema de Estados Unidos revisará desde este lunes y durante tres días la reforma sanitaria impulsada por el presidente Barack Obama.

Según la mayoría de los analistas, las posibilidades de que Obama sea reelegido en noviembre próximo dependen, en parte, del fallo que emita este tribunal sobre el que se considera como el mayor y más polémico logro del presidente demócrata.

Hasta el próximo miércoles los nueve magistrados de la corte estudiarán los argumentos a favor y en contra de la llamada Ley de Cuidado Asequible de la Salud, promulgada por Obama en 2010.

Los gobiernos de 26 estados, la mayoría de ellos en manos de los republicanos, han presentado demandas contra la ley y, en particular, contra su elemento más controvertido: la obligación de que todas las personas en EE.UU. adquieran un seguro médico o paguen una multa por no tenerlo.

¿Qué está en juego?

En juego está una de las leyes más ambiciosas aprobadas en EE.UU. en las últimas décadas y la legislación de más calado del mandato de Barack Obama.

La reforma pretende dar cobertura a millones de estadounidenses que no cuentan con un seguro médico, así como contener el aumento de los costos de la sanidad para los particulares y para las arcas públicas.

Al contrario que la mayoría de naciones industrializadas, EE.UU. no cuenta con un sistema público universal de salud.

Protesta contra la reforma sanitaria

"Protesta contra la reforma sanitaria"

El sistema de salud estadounidense está formado por los seguros proporcionados por los empleadores a sus asalariados; por los programas de sanidad públicos para los más pobres, los veteranos y los ancianos; y los costosos seguros de salud que los ciudadanos deben adquirir para sí mismos y sus familias.

Se calcula que hay unos 50 millones de estadounidenses sin cobertura médica. Esa cifra incluye 9,2 millones de personas que no son ciudadanos.

Además, otros 25 millones de personas tienen una cobertura inadecuada para sus necesidades.

Durante décadas, diferentes presidentes han intentado sin éxito reformar el sistema nacional de salud. En 2009 la administración Obama, sin el apoyo de los republicanos, logró que el Congreso de EE.UU. aprobara la Ley de Cuidado Asequible de la Salud.

Poco después de que el mandatario estampara su firma en la ley, empezaron a llegar las primeras demandadas para revocarla.

¿Sobre qué asuntos debe decidir la Corte Suprema?

El elemento más controvertido de la ley es la obligación de que las personas que no cuentan con un seguro de sus empleadores y no califican para los programas de salud públicos, adquieran un seguro médico en el mercado privado o paguen una multa por no tenerlo.

Para los que se oponen a la ley, el gobierno no tiene la autoridad para obligar a los estadounidenses a comprar lo que es esencialmente un producto comercial.

Barack Obama

"Barack Obama"

Aseguran que si el gobierno puede hacer eso, entonces puede, por ejemplo, obligar a los ciudadanos a comprar solo autos estadounidenses para favorecer a la industria automotriz nacional.

El gobierno, por su parte, se ampara en la conocida como Cláusula de Comercio, recogida en la Constitución de EE.UU. y que le otorga al Congreso capacidad para regular la actividad comercial entre los estados del país y a crear impuestos.

Aseguran que la sanidad supone un 17% de la economía del país y que la gente que no cuenta con un seguro también participa en la industria sanitaria, bien sea pagando por la cobertura médica con dinero de su bolsillo o simplemente no pagándola.

Más que obligar a la gente a adquirir algo que no están comprando, la ley indica cuando y como la gente debe pagar por ello, argumentan.

La última vez que la Corte Suprema anuló una regulación económica de calado fue en 1936, cuando dictaminó en contra de una ley que requería un salario mínimo y un máximo de horas trabajadas en la industria del carbón.

Debido al interés que ha despertado el caso de la reforma sanitaria, la corte planea hacer público el contenido de las audiencias el mismo día en que estas se lleven a cabo.

¿Cuánto tiempo durarán las audiencias?

La corte ha establecido un periodo de cinco horas y media para los alegatos de las partes en tres días. Ello es bastante inusual, ya que normalmente el tribunal da una hora de alegatos por caso.

Según el analista Lyle Denniston, la duración de las audiencias en este caso establece un récord.

¿De qué se discutirá el primer día?

Pastillas

"Pastillas"

Este lunes se escucharán los argumentos sobre si la Corte Suprema tiene la potestad para decidir sobre este caso.

La obligatoriedad de contratar un seguro de salud contemplada en la ley no entra en vigor hasta el 1 de enero de 2014 y la corte se plantea si es posible presentar un recurso antes de esa fecha, en base a una disposición que prohíbe ciertos recursos contra leyes sobre impuestos.

Si la corte decide el lunes que la ley todavía no puede ser recurrida, ello podría retrasar el caso por años.

Tanto el gobierno de Obama como los que se oponen a la ley quieren que el caso se revise ahora. De hecho, la corte tuvo que nombrar a un 'Amicus' -un amigo de la corte- para que argumente que la ley todavía no puede ser recurrida.

Si el tribunal decide que la ley todavía no puede ser recurrida, los magistrados evitarán dar su opinión sobre una cuestión muy polémica en un año en el que deben celebrarse elecciones presidenciales.

¿De qué se discutirá el segundo día?

El martes la corte oirá dos horas de alegatos sobre la cuestión clave en este caso: saber si el gobierno tiene el poder de obligar a los ciudadanos a que adquieran un seguro de salud.

Sede de la Corte Suprema de EE.UU.

"Sede de la Corte Suprema de EE.UU."

El Ejecutivo de Obama sitúa la ley en el marco de su autoridad para encontrar una solución a un problema de ámbito nacional: decenas de millones de estadounidense que no cuentan con un seguro médico, mientras los costes de la sanidad para las arcas publicas no dejan de aumentar.

La Casa Blanca se apoya en tres cláusulas de la Constitución de EE.UU.: la Cláusula de Comercio, que le da la autoridad para regular el comercio interestatal; una cláusula que le da el poder para aprobar leyes que considere 'necesarias y justas'; y una cláusula que le da poder para imponer tasas en base al interés general de EE.UU.

Pero los que se oponen a la ley aseguran que esta viola las libertades individuales al obligar a la gente a comparar en el mercado de los seguros de salud algo que no quieren. Dicen que el gobierno está obligándoles a comerciar y no regulando comercio ya existente.

¿De qué se discutirá el tercer día?

El miércoles la corte oirá alegatos durante dos horas y media sobre dos cuestiones.

Primero, sobre si, en caso de declarar inconstitucional el polémico mandato, el resto de la ley continúa en pie.

Después, sobre si la expansión que la ley hace del programa Medicaid para los ancianos es constitucional. Algunos estados aseguran que es demasiado costosa, ya que tendrán que compartir parte del gasto de la nueva cobertura con el gobierno federal.

¿Cuándo se espera una decisión de la Corte Suprema?

Probablemente no antes del mes de junio.

En lo que los analistas coinciden es en que, cualquiera que sea la decisión, seguro que será un asunto importante en la campaña presidencial.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.