EFE (© Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados)
Actualizado: 1/16/2013 7:38 PM | EFE, EFE

Fuerte seguridad y alta presencia hispana y militar en la investidura de Obama

Washington, 16 ene (EFE).- La segunda investidura del presidente de EE.UU., Barack Obama, el próximo lunes, atraerá menos de la mitad de los espectadores que asistieron a la primera en 2009, pero contará con un amplio despliegue de seguridad y fuerte presencia de latinos y militares, según informaron hoy las autoridades.


Fuerte seguridad y alta presencia hispana y militar en la investidura de Obama

Fuerte seguridad y alta presencia hispana y militar en la investidura de Obama

Washington, 16 ene (EFE).- La segunda investidura del presidente de EE.UU., Barack Obama, el próximo lunes, atraerá menos de la mitad de los espectadores que asistieron a la primera en 2009, pero contará con un amplio despliegue de seguridad y fuerte presencia de latinos y militares, según informaron hoy las autoridades.

Durante una rueda de prensa, representantes del Congreso, de la policía del Capitolio, del Ejército y del Comité de Investidura Presidencial (PIC, en inglés) delinearon el plan de seguridad para los cuatro días de celebraciones por la 57 investidura presidencial entre el sábado y el martes próximos.

"Los preparativos en realidad comenzaron cuando terminó la última investidura (en 2009)", dijo Brent Colburn, director de comunicaciones del Comité de Investidura Presidencial (PIC), a cargo de los eventos periféricos a la ceremonia frente al Capitolio.

De acuerdo con la Constitución, la investidura oficial se llevará a cabo el domingo en una ceremonia privada en el Salón Azul de la Casa Blanca, cuando Obama preste juramento para su segundo mandato frente al presidente del Tribunal Supremo, John Roberts.

El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, lo hará en una ceremonia privada en su residencia en el Observatorio Naval, en un acto que por primera vez en la historia estará presidido por la primera jueza latina del Tribunal Supremo, la puertorriqueña Sonia Sotomayor.

Ese día, tanto Obama como Biden colocarán una corona de flores en el Cementerio Nacional de Arlington (Virginia), donde yacen los restos de miembros de las Fuerzas Armadas.

La ceremonia pública, que llevará el lema de "Fe en el futuro de EE.UU." y atraerá a hasta 800.000 personas -menos que las 1,8 millones que participaron en la investidura de 2009-, se llevará cabo en el ala Oeste del Capitolio el próximo lunes.

En los actos de investidura, que incluirá invitados latinos de diversos estados, el poeta cubanoestadounidense Richard Blanco declamará un poema escrito especialmente para la ocasión, mientras que el reverendo Luis León ofrecerá la bendición final.

"Me encanta la idea de un programa que comience con Chuck Schumer y termine con Beyoncé", bromeó Colburn, al referirse a que el senador Schumer, demócrata por Nueva York, abrirá la ceremonia pública y la cantante Beyoncé la cerrará con el himno nacional.

Aunque la investidura contará con cantantes como Kelly Clarkson y James Taylor y otras celebridades, Colburn dijo que la lista no incluye a Bruce Springsteen, un colaborador de la campaña de reelección.

Será la séptima vez en la historia en que la investidura oficial cae en domingo y, debido al cierre de instituciones públicas, la ceremonia pública se realice al día siguiente.

En el supuesto de mal tiempo, la investidura pública se trasladaría al interior del Capitolio, como ocurrió con la segunda investidura de Ronald Reagan.

El desfile posterior a la investidura contará con más de 10.000 personas, incluyendo unos 2.300 miembros de las Fuerzas Armadas y de diversos grupos cívicos.

Las celebraciones comenzarán el sábado con un "Día Nacional de Servicio", que incluirá más de 2.000 eventos de servicio voluntario en todo EE.UU., y que contará con la participación de los Obama y los Biden.

Los actos concluirán el martes próximo con el tradicional "Día Nacional de Oración" en la Catedral de Washington.

Las autoridades se negaron a precisar el número de agentes de seguridad y el costo de las actividades, pero subrayaron que están preparadas para responder a cualquier protesta, amenaza o emergencia y para facilitar el flujo de tráfico, del público y de los "miles" de periodistas acreditados para el evento.

En 2009, las ceremonias y actos de investidura llegaron acompañados de quejas por el caos y las demoras en las colas para pasar por el cordón de seguridad establecido en la zona.

"No puedo decir nada sobre amenazas específicas, pero tengan la seguridad de que la policía del Capitolio de Estados Unidos nos hemos preparado para responder a cualquier asunto que surja", aseguró Shenelle Antrobus, portavoz de ese cuerpo policial.

Las autoridades tampoco detallaron el monto de donaciones para financiar la investidura ni la lista de donantes, pero el PIC prometió divulgar información en un plazo de 90 días.

El Servicio Secreto lidera los planes de seguridad del lunes, y ha establecido un centro de comunicaciones con la colaboración de 42 agencias policiales.

Esos planes incluirán restricciones al espacio aéreo de Washington, el cierre de numerosas calles aledañas al Capitolio, la Casa Blanca y a lo largo del desfile, y una mayor vigilancia del sistema de transporte público.

Aunque el Servicio Secreto no ha dado detalles, en la investidura de 2009 contó con la ayuda de francotiradores, equipos caninos y un sistema de cámaras de vigilancia en toda la zona céntrica de la capital.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

Facebook y TwitterSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
0Comentarios