Arrastra imagen
Arrastra el ícono hasta la barra de herramientas para anclarlo en esta página
Cerrar
Cerrar
Cerrar
Cerrar
Off the recordBlog Off the Record

La obsesión por la tenencia de armas ha llegado a tal punto que Georgia restauró el derecho a ir armado a un expolicía convicto de violar a una mujer a punta de pistola.

por Miguel Rodríguez-Fabre Hace 3 horas

Jupiterimages/Getty ImagesLa historia que cuenta una investigación del diario Atlanta Journal-Constitution parece sacada de una aterradora serie de HBO.

 

Una mujer que llamó al 911 para denunciar que su marido la maltrataba acabó siendo violada en un motel de carretera por el policía que acudió a resolver su caso.

 

El agente en cuestión, Dennis Krauss, la amenazó con encarcelarla si no consentía a mantener relaciones sexuales con él. Una vez en la habitación, sacó su arma reglamentaria y le dijo a la mujer que la penetraría analmente con la pistola, para luego proceder a violarla. Todo está recogido en la sentencia de la corte de apelación que mantuvo la condena al policía en 2003.

 

Lo más insólito, por llamarlo de alguna manera, es que después de completar su condena, la junta estatal de indultos y libertad bajo palabra de Georgia tuvo a bien restaurar el año pasado el derecho de Krauss a portar un arma, según denuncia el periódico, que critica la liberalidad con que las autoridades estatales permiten que ciertos criminales recuperan el derecho a la tenencia de armas.

 

Es como para no creerlo. Una policía que quebró todas las reglas que hay en los libros, traicionó a una ciudadana que necesitaba de su ayuda y cometió uno de los peores delitos imaginables, usando como accesorio un arma, puede nuevamente poseer ese mismo instrumento diseñado expresamente para matar.  

 

Como se pregunta Amanda Marcotte en Slate, ¿qué debe hacer uno en Georgia para que no le dejen portar armas? La periodista apunta que ese estado sureño sufre de un caso de prioridades enviciadas.

 

Para ilustrarlo apunta a la vecina Carolina del Sur, donde una investigación del diario Charleston Post and Courier denunció que una cultura que concede más importancia al derecho a portar armas que a los de la protección de la mujer maltratada ha conducido al alto índice de homicidios domésticos que padece el también estado sureño.

 

Lo que agrega sal a la herida es que mientras las autoridades de Georgia acceden permiten ir armado a un expolicía convicto de violación, cerca de 284,000 residentes de ese estado carecen del derecho de votar por haber cometidos delitos de “bajeza moral”, que el estado no define exactamente cuáles son, como indica la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

 

Es decir, en Georgia es más fácil volver a disparar que votar. Toda una declaración de principios.

 

Anterior:

La fuga del rey de las hamburguesas

 

 

Burger King, una de las compañías icónicas de Estados Unidos, se hace canadiense para pagar aún menos impuestos. ¿Traición o una legítima operación empresarial?

por Miguel Rodríguez-Fabre mié. 6:03 a. m.

© Bloomberg via Getty Images/Getty ImagesMiles de estadounidenses han jurado haber comido el último Whopper de sus vidas y no por razones de salud. Lo que los tiene indignados es que Burger King abandona el país y traslada su sede a Canadá para ahorrarse impuestos.

 

Al menos esa es la impresión que da la decisión de la cadena de hamburgueserías de adquirir por $11,000 millones de dólares la empresa de tiendas de donuts canadiense Tim Hortons y localizar la sede principal de la nueva corporación en el vecino del norte.

 

Desde que el Wall Street Journal adelantó esta información el domingo se ha abierto un agrio debate acerca de la moralidad y el patriotismo de la acción de la empresa estadounidense, a la que se acusa de negarse a invertir con sus impuestos en el mismo país que le da de comer. En otras palabras, de ser un traidor a sus clientes.

 

La verdad que Burger King no es la primera gran corporación estadounidense en acudir a la maniobra del tax inversion, por la que se adquiere una empresa de otro país y se traslada la sede allí para aprovechar que el impuesto a los negocios son menores.

 

Ya lo han hecho las farmacéuticas AbbVie y Mylan, mientras que Pfizer aún valora hacer lo mismo adquiriendo la británica AstraZeneca. La prolieración de estas operaciones hace tiempo que levanta ronchas en Washington, hasta el punto de que el mismo presidente Barack Obama tildó a quienes adoptan esta práctica de “desertores corporativos”.

 

La diferencia en este caso es que las compañías que han eludido al fisco con esta maniobra son pocos conocidas, mientras que todo el mundo conoce a Burger King. Además, es más fácil boicotear no comiendo una hamburguesa que dejando de consumir un medicamento.

 

También hay quienes dicen comprender la decisión de estas compañías y resaltan que el verdadero villano de la historia es la tasa tributaria sobre las ganancias que impone Estados Unidos, que puede llegar a ser del 39,2%. Con ese nivel de impuestos, ¿quién no trataría de pagar menos?

 

Eso es lo que también argumentan quienes defienden otra polémica táctica fiscal de las corporaciones estadounidenses, que consiste en mantener en el extranjero las ganancias logradas en el exterior. Según Bloomberg News, casi $2 billones permanecen aparcados en otros países esperando que el Congreso permita su repatriación eliminando o reduciendo sus obligaciones tributarias.

 

Claro, el argumento pierde peso cuando se analiza el asunto un poco más de cerca. Resulta que prácticamente ninguna compañía paga un 39,2% de impuestos. De hecho, según un estudio del Oficina de Contabilidad General del Congreso (GAO) del año pasado, la tasa real que pagan es del 12,6%. Vamos, nada exagerado.

 

De hecho, incluso algunas grandes corporaciones son tan habilidosas aprovechando resquicios legales que acaban pagando nada. De hecho, como reveló el The New York Times en su momento, General Electric no solo eludió pagar impuestos por sus ganancias en 2010, sino que recibió un beneficio fiscal de $3,200 millones pese a que ese mismo año tuvo unos ingresos netos de $5,100 millones solo en territorio estadounidense.

 

Tal vez por ello suenan más creíbles los reclamos de los ejecutivos del Rey de las Hamburguesas de que el motivo detrás de la operación no es eludir responsabilidades tributarias. La tasa real que pagó Burger King el año pasado fue de un 27%, cerca del 26% que pagó Tim Hortons en Canadá.

 

Puede que tengan razón y la hamburguesería sea un blanco equivocado para la indignación ciudadana. Lo que es seguro es que ese malestar sigue en aumento alimentado por la percepción de que los poderosos –ya sean los supermillonarios, las grandes multinacionales o los políticos- siguen prosperando mientras el resto del país pierde terreno. Y encima de todo, no pagan impuestos, carai.

 

Anterior:

Una imputación caída del cielo

 

Con los cargos que le han presentado por abuso de poder, los oponentes del gobernador de Texas, Rick Perry, han demostrado que tus enemigos pueden ser tus mayores aliados.

por Miguel Rodríguez-Fabre 22, ago., 2014 6:15a. m.

El gobernador de Texas, Rick PerryFuera de Justin Bieber, pocos arrestados muestran una mayor sonrisa en su foto policial que el gobernador de Texas, Rick Perry, a quien la fiscalía estatal de Austin imputó la semana pasada de abuso de poder y otros cargos.

 

El sorprendente caso contra el jefe del ejecutivo texano y probable aspirante a la presidencia sorprendió a quienes no seguimos de cerca el mundo político del estado de la monoestrellada, donde desde hace tiempo Perry y la fiscalía estatal en Austin, encabezada por una demócrata, están a las greñas.

 

En un principio, más de uno se alegró con el titular de que el belicoso político conservador afrontaba cargos criminales por los que, de ser hallado culpable, puede ser condenado a un siglo de cárcel. Descorchemos el champán, pensaron, que con esto y el bridgegate de Chris Christie, dos de los presidenciables republicanos están tocados y casi hundidos.

 

No hay duda de que Perry desata pasiones entre sus oponentes, para los que encarna la caricatura del republicano texano malvado, capaz de ser extremadamente generosos en las ayudas a las empresas privadas y cruel en el recorte de servicios sociales a los más necesitados; un ejemplo del pozo de desigualdad en que se hunde el país.

 

El número de estadounidenses con seguro médico sigue en aumento, mientras el precio de la atención médica sigue bajando. Buenas noticias para el Obamacare, si bien sigue siendo mal visto.

por Miguel Rodríguez-Fabre 20, ago., 2014 5:48a. m.

(© Corbis)Si la puesta en marcha del Obamacare era el primer paso hacia el Apocalipsisis, parece que el día del juicio final se ha aplazado por el momento.

 

En primer lugar, más de 9 millones de personas han conseguido cobertura médica desde la puesta en marcha de la reforma sanitaria a finales del 2013, lo que ha reducido el índice de no asegurados a entre el 14 y el 15%, un descenso de 5 puntos en un año.

 

El aumento de los asegurados es aún más pronunciado en los estados que han aceptado ampliar la cobertura de Medicare con los fondos proporcionados por el Gobierno federal. Por ejemplo, en Arkansas se ha reducido en un 10% y en Kentucky un 8.5% de 2013 a 2014, de acuerdo a Gallup.

 

La actuación policial en Ferguson ha sido un embarazoso desastre, tanto para la comunidad como para quienes deben protegerla.

por Miguel Rodríguez-Fabre 15, ago., 2014 6:11a. m.

Protesta en Ferguson, Missouri (Getty Images)En los días que han transcurrido desde la muerte el sábado de un joven afroamericano desarmado por disparos de un agente de la policía en Ferguson, Missouri, este suburbio de Saint Louis parecía Bagdad en los días de la insurgencia contra la ocupación estadounidense.

 

Tanquetas, francotiradores y agentes armados como marines patrullaban sus calles en medio de una atmósfera de tensión resquebrajada por el lanzamiento de gases lacrimógenos y pelotas de goma. Las típicas imágenes que los programas sensacionalistas del estilo Primer impacto nos traen de otras partes del mundo, esta vez venían del patio de casa.

 

No hacía falta ser muy agudo para interpretar esas imágenes como escenas de un territorio militarmente ocupado, evocadoras de Soweto bajo el apartheid. Sí, es una exageración, pero lo que se veía en las calles de Ferguson era una fuerza policial en un 95% blanca enfrentada a una población negra harta de su situación.

 

Un caso de presunta brutalidad policial ha puesto al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en una situación difícil. No es lo mismo ser activista que gobernante.

por Miguel Rodríguez-Fabre 13, ago., 2014 6:11a. m.

Bill de Blasio y Al Sharpton (David McGlynn / Splash News)Si hay algo que representa la ciudad sin ley que era el Nueva York de los setenta y ochenta es el squeeggee man, el tipo que en las luces limpiaba el parabrisas de los autos por una propina, quisiera el conductor o no. Tras años sin ser visto, el otro día reapareció.

 

Los neoyorquinos lo encontraron en la portada del "New York Post", el tabloide conservador de la ciudad, que encontró a un squeeggee man en pleno Manhattan. La advertencia era clara: su reaparición es una señal del mal camino que ha emprendido la ciudad bajo el nuevo alcalde, el liberal Bill de Blasio.

 

La presencia del detestado limpiaparabrisas en la portada del Post no es casualidad. Hay quienes piensan que el pasado como activista del alcalde y su oposición a algunas tácticas policiales agresivas impulsadas por sus predecesores amenazan con regresar a Nueva York a su violento pasado.

 

Sin mejoras en el índice de aprobación de Obama, solo sucesos inesperados como una metedura de pata de los republicanos puede evitar que se hagan con el control total del Capitolio.

por Miguel Rodríguez-Fabre 8, ago., 2014 6:24a. m.

(© pagadesign/Getty Images)Si es previsor, el presidente Barack Obama debe estar preparándose para gobernar los dos últimos años de su segundo mandato con un Congreso dominado por los republicanos.

 

Si cree que hasta ahora le han entorpecido su labor de gobierno, que se prepare. Le tendrá que sacar mucha punta al lápiz del veto.

 

No es para menos. Todos los análisis apuntan a que los republicanos, que ya controlan la Cámara de Representantes y no hay manera de que la pierdan, también se harán con el Senado en noviembre. Eso que la tarea no es fácil, ya que los demócratas cuentan en la actualidad con una mayoría de 53 senadores más dos independientes, frente a los 45 escaños republicanos.

 

Eso quiere decir que el partido opositor tiene que arrebatarles seis puestos a la actual mayoría, una cifra que en principio parece alta. Sin embargo, los republicanos ya empiezan con ventaja porque hay tres escaños actualmente demócratas que hay pocas dudas que se tornarán republicanos: West Virginia, Dakota del Sur y Montana. A partir de ahí, el camino es más corto hacia la mayoría.

 

El encuentro de una dreamer con el representante Steve King sirve para ilustrar que la oposición a los indocumentados cuenta con altas dosis de desconocimiento y arrogancia.

por Miguel Rodríguez-Fabre 6, ago., 2014 6:12a. m.

El republicano Steve King (Foto de archivo-Reuters)Cuando el senador Rand Paul se sentó a almorzar en un restaurante de Iowa con el congresista Steve King, uno de los miembros más conservadores del Congreso, la comida se le atragantó.

 

King ejercía de anfitrión con su correligionario republicano, que como todo político con ambiciones de llegar a la Casa Blanca debe pasarse media vida en el estado donde se celebra la primera primaria del país.

 

Como se aprecia en el vídeo, en ese momento se les acerca la activista proindocumentados Erika Andiola, quien se presenta, le da la mano a los dos políticos y le pregunta a King por qué la quiere sacar del país por haber sido traída a este país de pequeña por sus padres indocumentados.

 

A continuación le entrega la tarjeta que la identifica como una dreamer -por lo que bajo la orden ejecutiva del presidente Barack Obama de 2012 no puede ser deportada- y lo reta a que la rompa.

 

El congresista de Iowa ha sido una de las voces más estridentes en Washington en oposición a la reforma migratoria. Entre otras cosas, en una ocasión sugirió levantar una cerca electrificada en la frontera y aseguró que por cada dreamer que se gradúa con honores en la universidad, otros 100 son narcotraficantes.

 

No es de  extrañar que King sea uno de los impulsores de la legislación aprobada el viernes en la Cámara de Representantes que pone fin a la protección a los dreamers que les proporcionó la Casa Blanca.

 

publicidad

Sobre el autor
  • Getty ImagesMiguel Rodríguez-Fabre

    Tan amante de las intrigas políticas como del fútbol, ha seguido el acontecer noticioso en Estados Unidos en los últimos 20 años con la misma pasión que le despierta el Mundial.

    Off The Record es un blog para hablar de los entresijos de la política en Estados Unidos a todos los niveles, desde la calle a los pasillos del poder en Washington, y cómo afectan la vida del ciudadano de a pie.

Aprende más
Cerrar
Cerrar
  • Reemplazar imagen
  • Reemplazar imagen
  • Reemplazar imagen

Anclar una página de MSN Latino


Es fácil! Arrastra la mariposa de MSN desde:

  • La barra de anclaje
  • El cuadro de la dirección web
  • o la pestaña del explorador

... a la barra de tareas de Windows al final de tu pantalla

  • Abrí tus secciones favoritas de MSN directamente desde tu barra de tareas de Windows

Las ventajas de anclar MSN


Anclando MSN a tu barra de herramientas podés ir directamente a tus secciones favoritas de MSN

  • Abrí tus secciones favoritas de MSN directamente desde tu barra de tareas de Windows
  • Recibí notificaciones en tiempo real sobre las últimas actualizaciones de MSN
  • Anclá todas las secciones que quieras y accedé a ellas sin necesidad de abrir tu exlplorador primero