EFE (© Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados)
Actualizado: 3/20/2012 4:48 PM | EFE, EFE

La "Bomba" puertorriqueña extiende sus raíces y tradición a Estados Unidos

Columbia (Carolina del Sur), 20 mar (EFE).- La "Bomba", el género musical más antiguo de Puerto Rico, aumenta su presencia en Estados Unidos con el desarrollo de talleres dictados por el maestro Ángel Luis Reyes, que motiva a mantener viva esta tradición de más de 400 años.


La "Bomba" puertorriqueña extiende sus raíces y tradición a Estados Unidos

La "Bomba" puertorriqueña extiende sus raíces y tradición a Estados Unidos

Columbia (Carolina del Sur), 20 mar (EFE).- La "Bomba", el género musical más antiguo de Puerto Rico, aumenta su presencia en Estados Unidos con el desarrollo de talleres dictados por el maestro Ángel Luis Reyes, que motiva a mantener viva esta tradición de más de 400 años.

Reyes, nacido en Río Piedras (Puerto Rico) pero criado en Nueva York, desde pequeño aprendió a tocar los tambores y percusiones uniéndose al "Teatro Otra Cosa" y formar parte del grupo de músicos como José Feliciano que en 1977 presentó "Bomba Sinfónica".

Fue discípulo de Don Rafael Cepeda, uno de los mayores exponentes de la Bomba y en la isla realizó presentaciones importantes con agrupaciones como La Familia Cepeda, Los Hermanos Ayala, Paracumbre, William Cepeda "AfroBoricua", entre otros.

En visita reciente a la ciudad de Columbia, capital de Carolina del Sur, para dictar un taller, Reyes Romero aseguró a Efe que la Bomba sigue "creciendo tanto en fuera de Puerto Rico como Estados Unidos".

"Doy mucho crédito a la gente de Nueva York, Chicago, pero también hay Bomba en Seattle (Washington), donde inclusive la gente de origen chino la canta y baila en su idioma, la idea es que cada persona mantenga vivo este sentimiento", enfatizó.

Con una trayectoria de más de 35 años enseñado Bomba y una maestría de estudios de la influencia de la música africana en Puerto Rico y el Caribe, Reyes adelantó que colabora en el último disco del salsero Andy Montañez que se produce en Inglaterra.

"Participaré tocando el subidor (tambor) y prepararemos canciones que incluyan sonidos electrónicos e inclusive con Jazz. Saldrá al mercado para el verano", señaló.

Merecedor de varios premios, como en 2008 del Segundo Ruiz Belvis Cultural Center en Chicago (Illinois) por su dedicación y contribución de la Bomba en Puerto Rico y el exterior, la pasión de este boricua es la enseñanza.

Ha dictado talleres en estados como Washington, Vermont, Florida y ahora en Carolina del Sur, con el fin de mantener vivo el estilo original de Bomba, que nació en las comunidades africanas en las Américas como una forma de expresión.

La historia resalta que en los bailes del tambor, los africanos esclavizados celebraban bautismos y uniones y también planteaban rebeliones, por ello, estos festejos sólo estaban permitidos los domingos y los días de fiestas de las iglesias.

"Los esclavos trabajaban 6 días, entre 12 y 16 horas, y el único momento para expresarse era después del servicio religioso, un tiempo para desahogarse entre ellos, que por el baile se desarrollaba una conexión sin siquiera hablar el mismo idioma", aclaró.

"En Puerto Rico hay muchos jóvenes que la practican", resaltó el maestro, "inclusive cuando 'rapean' y hacen 'break dancing", hay ritmos de Bomba, con un giro moderno, pero que ha sabido mantenerse durante 10 generaciones".

El músico respondió a la invitación de la recién creada organización sin fines de lucro Belcose, que promueve la cultura hispana en Carolina del Sur, cuya cofundadora, Enid Acosta, resaltó la conexión de los orígenes de la Bomba con este estado sureño.

"A la zona de la costa en Charleston, uno de los puertos más importantes del país en la época de la esclavitud, venían de Puerto Rico para buscar esclavos para trabajar en la isla, por lo tanto tenemos similitud con la cultura afroamericana ", añadió Acosta.

La puertorriqueña ha participado anteriormente de talleres con el maestro Reyes, que buscan promover este baile entre los boricuas que viven en el país.

Sandra Romero, de 16 años, participó de la actividad de dos días en Columbia y aunque con apenas 16 años y sin haber nacido en la isla sino en Nueva York, dijo sentir sus raíces boricuas cuando escucha y baila la Bomba.

"Esto sólo es el inicio. Tengo pensado aprender a bailar bien Bomba, me gusta el ritmo, estilo de bailes, y tengo la oportunidad de expresar mi hispanidad", concluyó Romero.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

Facebook y TwitterSíguenos en FacebookSíguenos en Twitter
0Comentarios